El aceite de CBD para tratar el autismo

Imagen de una niña autista

¿Aceite de CBD para tratar el autismo?

Las personas con autismo perciben el mundo de manera distinta al resto de las personas, y por ello les resulta complicado comprender acciones y sentimientos de los demás porque son muy diferentes de su propia forma de pensar. Por estas razones y algunas más las personas con autismo sufren estrés, ansiedad y depresión, porque se visualizan en un entorno que les frustra y les hace sentir inseguros.

La investigación también muestra que debido a que los cerebros de las personas con autismo se desarrollan de manera distinta, tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades y trastornos como la epilepsia y el TDAH.

El autismo en muchas ocasiones se ha demostrado que se hereda, pero algunas investigaciones acreditan que se puede deber a alguna infección durante la gestación.
Por lo tanto, se considera que los factores ambientales, la contaminación o pesticidas también aumentan el riesgo de que el desarrollo del cerebro se vea afectado y provoque autismo.

Desafortunadamente, no existe una cura para el autismo. Por lo tanto, el tratamiento que se está estudiando actualmente es en base al aceite de CBD que ha venido demostrando ser un complemento valioso para la vida cotidiana con autismo.

Estudio del CBD

El Cannabidiol, tambien llamado CBD, es un compuesto químico que se encuentra en la planta del cannabis. Dado que no incluye THC, el componente psicoactivo del cannabis, el CBD no induce a un «colocón».Sin embargo, puede ayudar a reducir la ansiedad y reducir los niveles de estrés, síntomas que son comunes entre las personas con autismo.

Actualmente, existe cierta evidencia de que el CBD puede ayudar a aliviar síntomas específicos ( entre ellos encontramos el estrés, la ansiedad, el insomnio, la epilepsia), y a mejorar el comportamiento en niños y adultos en el espectro del autismo; a día de hoy la investigación sobre la seguridad y eficacia del CBD se encuentra en sus primeras etapas.

Según la evidencia científica su efectividad es más sólida en el tratamiento de algunos de los síndromes de epilepsia infantil más crueles, como el síndrome de Dravet y el síndrome de Lennox-Gastaut (LGS), que generalmente no responden a los medicamentos anticonvulsivos.

En numerosos estudios, el CBD fue capaz de reducir el número de convulsiones, y en algunos casos, consiguió detenerlas por completo. Recientemente, la FDA ( la Agencia del Medicamento Americana) aprobó el primer medicamento derivado del cannabis para estas afecciones, Epidiolex, que contiene CBD.

Imágenes de cerebros con distintos sísdromes - CBD para tratar el autismo

El CBD se usa comúnmente para tratar la ansiedad y para los pacientes que sufren la miseria del insomnio, los estudios sugieren que el CBD puede ayudar tanto a conciliar el sueño como a permanecer dormidos.

El CBD actúa diferente en cada caso y en muy rara ocasión, puede causar efectos secundarios como somnolencia o náuseas.

No existe ningún medicamento o suplemento que pueda eliminar o curar los síntomas del autismo, es una condición de por vida. Sin embargo, el CBD puede ayudar a aliviar y apoyar una vida más saludable con el TEA.

Al evaluar las ventajas que el aceite de CBD puede tener en el autismo, conviene observar el antes y el después de tomar las dosis de CBD. Esto ayudará a determinar la mejor dosis y a registrar cualquier cambio de comportamiento.

El autismo puede ser un trastorno muy agotador física y mentalmente, que genera mucha ansiedad para quienes controlan sus síntomas en el día a día y para los familiares.

El cannabidiol (conocido como CBD) puede ayudar a aliviar algunas de las molestias que experimentan los que padecen el espectro autista. Las investigaciones sobre la eficacia y la seguridad del CBD se encuentran en una fase inicial, pero están arrojando resultados positivos.

Imagen de una Niña con Autismo

Cómo el CBD puede ayudar a las personas con autismo

Ni el CBD ni ningún otro medicamento pueden eliminar o curar los síntomas centrales del autismo, que incluyen desafíos de comunicación social, disfunción sensorial y comportamientos restringidos y repetitivos.

Sin embargo, el CBD puede ayudar a aliviar los trastornos a menudo asociados con el autismo, como la epilepsia, ansiedad, insomnio y estrés.

Al aliviar los trastornos asociados, el CBD puede ayudar a reducir algunos de los aspectos más problemáticos del autismo.

Por ejemplo, puede causar un mejor sueño rebajando la ansiedad (lo que puede reducir los comportamientos agresivos), menos convulsiones (lo que puede disminuir el estrés y facilitar la interacción social), y una menor ansiedad para facilitar el aprendizaje y el uso de las habilidades de comunicación social.

También es importante tener en cuenta que el insomnio y la agresión son síntomas particularmente difíciles para los padres, que pueden encontrarse rápidamente agotados y abrumados. La agresión, en particular, es uno de los comportamientos más desafiantes comunes al autismo, a menudo, esta es una de las razones por las que un padre puede llevar a su hijo con autismo en un entorno institucional.

Imagen de cerebro epilepsia

Resultados de la investigación

Algunos estudios a gran escala han explorado el impacto del CBD en los niños con autismo; sin embargo, ninguno ha explorado su impacto en los adultos en el espectro. Uno de los estudios más grandes de este tipo tuvo lugar en Israel. El informe incluye la siguiente conclusión:

«En 2014, el Ministerio de Salud comenzó a proporcionar licencias para el tratamiento de niños con epilepsia. Después de ver los resultados del tratamiento con cannabis en síntomas como ansiedad, agresión, pánico, rabietas y comportamiento autolesivo en niños con epilepsia, los padres de niños con autismo severo recurrieron al cannabis medicinal en busca de alivio».

Los resultados del estudio fueron alentadores. La mayoría de los niños involucrados vieron una mejoría en la ansiedad, la ira y la hiperactividad.

Además (y tal vez como resultado), también vieron mejoras significativas en la comunicación social, el sueño y la autolesión (un pequeño porcentaje, sin embargo, empeoró con el tratamiento). Una gran ventaja es el hecho de que hubo pocos efectos secundarios, y los que aparecieron (somnolencia y cambio en el apetito) fueron leves.

Estudios adicionales han proporcionado resultados similares: el CBD ha demostrado ser útil en la mayoría de los casos para disminuir los problemas emocionales y de comportamiento, e incluso puede ayudar a mejorar las habilidades de comunicación social. Estos hallazgos preliminares, junto con la baja incidencia de efectos secundarios significativos, son muy alentadores. Los estudios están en curso en clínicas y centros de investigación de todo el mundo.

No te pierdas el efecto que causó el aceite de CBD en un niño con Autismo.

Antes de probar el CBD

Dados todos los hallazgos positivos para el CBD y el bajo riesgo asociado con él, puede tener sentido intentar usarlo con su hijo con autismo (o probarlo usted mismo si es un adulto con autismo). Sin embargo, antes de comprar una botella de aceite de CBD, es importante seguir estos pasos:

  • Consulte con el médico de su hijo (o familiar) para asegurarse de que no existan alergias o sensibilidades que puedan causar una reacción al CBD.
  • Verifique que el CBD sea legal en su estado, provincia o país.
  • Investigue las fuentes de CBD , para asegurarse de que la marca que está usando esté bien considerada y tenga la licencia adecuada.
  • Tome notas cuidadosas para asegurarse de tener información de referencia sobre los comportamientos y síntomas de su hijo (o los suyos propios), para que pueda hacer una comparación útil antes y después de usar CBD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.