SPORTNATURAE

Medicina Natural: Todo Lo Que Necesitas Saber

Entendiendo la Medicina Natural: Tipos y Beneficios

La Medicina natural representa, actualmente, un amplio concepto respecto a las soluciones complementarias y alternativas que se pueden aplicar a ciertas enfermedades y patologías del cuerpo humano.

En este sentido, la medicina natural nos brinda la posibilidad de aprovechar los recursos naturales para cuidar nuestra salud. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a la medicina natural o alternativa, como una medicina tradicional que puede ser utilizada para tratar o prevenir algunas enfermedades.

¿Qué se entiende por medicina natural?

La también conocida medicina alternativa, incorpora una serie de prácticas que están orientadas en mejorar y estimular la capacidad curativa (biológica) del cuerpo humano. En este sentido, la medicina natural se rige por tres principios básicos:

  1. No trata enfermedades sino personas. Cada beneficiario de la medicina alternativa es tratado de forma individual, por lo que son consideradas cada una de las circunstancias de su vida: su ámbito físico, psicológico e, incluso, el espiritual cada persona.
  2. Su objetivo principal es repotenciar la capacidad curativa del cuerpo humano. El médico naturista acompaña al paciente a lo largo de su proceso curativo.
  3. Se deben utilizar remedios naturales y técnicas poco o nada agresivas para el cuerpo humano. En la medicina natural solo se utilizan aquellos remedios que proporciona la naturaleza, propiamente dicha.

Según la OMS, aproximadamente el 80% de la población mundial acude a la medicina natural para tratar su salud. En China, por ejemplo, la medicina natural es por mucho, la que más se utiliza por su población; representa en promedio el 40% de los servicios de salud, en todo el país.

En nuestra tienda podrás encontrar diferentes productos naturales, tales como Colagen Plus, Curcumega y Depurlax. Todos ampliamente recomendados por naturistas y que cumplen con las características de la medicina natural. 

Un poco de la historia de la Medicina Natural

La medicina natural, como ya hemos explicado, representa un concepto lo bastante amplio que nos permite tratar una gran variedad de medicinas complementarias, incluyendo: medicina herbaria, suplementos dietéticos, homeopatía, acupuntura, terapia neural, biomagnetismo y otras medicinas alternativas que se encuentran en boga.

La teoría del poder curativo de la naturaleza tuvo sus inicios entre los siglos V y IV A.C y fue descrito por seguidores e Hipócrates y Galeno, en los años 460 y 200 A.C

La doctrina sostiene que la naturaleza dota al organismo humano con poderes internos para restaurarse a sí mismo.

En este sentido, la Medicina Natural es el arte del tratamiento de la persona y no la enfermedad, mediante el tratamiento individualizado.

La importancia en la actualidad de la Medicina Natural se evidencia por el alto consumo de los productos recomendados por esta alternativa para el manejo de las enfermedades. En los Estados Unidos un estudio mostró un aumento significativo de los tratamientos médicos alternativos, pasando de un 33.8% en 1990 a un 42.1% en 1997.

Asimismo, en este país, hubo un incremento importante en la venta de medicamentos homeopáticos en 1000% entre finales de los años 70 y principios de los 80. Aunado a esto, una investigación publicada por el Western Journal of Mediciene reveló que los pacientes homeopáticos cuentan con una mejor educación que el estadounidense promedio.

 Las razones que motivan este enorme auge de las medicinas alternativas son varias:

  • Abordaje integral de la persona
  • Rápidos y mejores resultados en ciertos tipos de enfermedades y padecimientos
  • Único tratamiento disponible en algunos trastornos ya que la Medicina convencional sólo ofrece en esos casos un tratamiento para los síntomas.
  • Menos complicaciones y menos efectos secundarios
  • Algunos tratamientos son menos traumáticos.
  • Por lo general son de más bajo costo.

Tipos de medicina natural

  1. Homeopatía

La homeopatía es una rama de la medicina natural cuyo objetivo es que el mismo organismo genere defensas y encuentre un punto de equilibrio interno. Se administra pequeñas dosis en forma de gotas o glóbulos, compuestas medicamentos procedentes de la naturaleza. De todos modos, no son medicinas convencionales y su eficacia no está demostrada científicamente.

  1. Magnetoterapia

La terapia magnética o magnetoterapia se basa en la aplicación de campos electromagnéticos sobre el cuerpo. Estos imanes producen cambios en la circulación sanguínea del organismo, y se utiliza para tratar osteoporosis, artritis, artrosis y fibromialgia, entre otras dolencias físicas.

  1. Ozonoterapia

La ozonoterapia, también conocido como tratamiento con ozono, administra ozono médico (oxígeno y ozono) al organismo. Ayuda a tratar dolores crónicos y tiene propiedades antiinflamatorias, inmunoestimulantes y antisépticas.

  1. Acupuntura

La acupuntura consiste en aplicar ampollas o inyecciones, normalmente con pequeñas agujas, en determinadas zonas del cuerpo, también llamadas puntos de acupuntura. Estas inyecciones tienen propiedades antiinflamatorias y ayudan a reparar las células dañadas. De forma habitual, se utiliza para tratar problemas de tendinitis, esguinces o dolores musculares, entre otros.

  1. Hidroterapia

La hidroterapia es un tratamiento natural que utiliza el agua para tratar ciertas patologías o dolencias físicas. Está indicada para la preparación física, deportiva o quirúrgica; para la rehabilitación postoperatoria y para mejorar el tono muscular, la postura y el equilibrio, entre otros.

Respecto a los médicos tradicionales o naturópatas

Los médicos naturópatas son educados y entrenados en universidades médicas naturistas acreditadas. Diagnostican, previenen y tratan enfermedades agudas y crónicas, restauran y establecen una salud óptima al apoyar el proceso de autocuración inherente de la persona. En lugar de simplemente suprimir los síntomas, médicos naturópatas trabajan para identificar las causas subyacentes de la enfermedad y desarrollar planes de tratamiento personalizados para abordarlas.

Algunos puntos de interés sobre la medicina natural

  • Elimine los obstáculos para la salud. La salud se ve perturbada por obstáculos que conducen a la enfermedad. El primer paso para recuperar la salud es eliminar las entidades que perturban la salud como: mala alimentación, trastornos digestivos, niveles de estrés crónico e inapropiado y desarmonía individual.
  • Estimular los mecanismos de autocuración. Los médicos naturópatas utilizan terapias para estimular y fortalecer las capacidades curativas y autocurativas innatas del cuerpo.
  • Utilice modalidades invasivas de alta fuerza: cirugía, radiación, quimioterapia. Cuando se debe preservar la vida, la extremidad o la función, los médicos naturópatas derivan a los pacientes a médicos capacitados por expertos en estos campos.
  • Fortalecer los sistemas debilitados. Los sistemas que necesitan reparación se tratan en este nivel de curación. Los médicos naturópatas tienen un arsenal de terapias disponibles para mejorar tejidos, órganos o sistemas específicos.
  • Integridad estructural correcta. Las modalidades físicas como la manipulación espinal, la terapia de masajes y la terapia craneosacral se utilizan para mejorar y mantener la integridad del esqueleto y la musculatura.
  • Utilice sustancias farmacológicas para detener la patología progresiva. Los médicos naturópatas están capacitados en farmacología y en cómo usar medicamentos farmacéuticos cuando sea necesario.

Si bien muchos médicos naturópatas están capacitados en atención primaria, como los médicos convencionales, algunos optan por especializarse o enfocar sus prácticas. Actualmente existen asociaciones de especialidades para Endocrinología, Medicina Ambiental, Gastroenterología, Terapias Parenterales, Pediatría, Médicos de Atención Primaria, Psiquiatría y Oncología.

Naturopatía y medicina tradicional, ¿son lo mismo?

La naturopatía es otro de los términos con los que podemos hacer referencia a la medicina natural o alternativa. Como podemos ver, hay diversas formas mediante las cuales podemos hacer referencia a este tipo de terapias. El objetivo, a su vez, es estimular la capacidad curativa innata del cuerpo humano. La aromaterapia, las Flores de Bach, el Reiki, la medicina botánica y muchas otras terapias alternativas forman parte de esta categoría.

Cabe recordar que para someterse a cualquier tratamiento de medicina natural hay que diagnosticar previamente la dolencia y escoger la opción más adecuada a cada caso. La evidencia científica de estas técnicas es escasa; sin embargo, cada vez hay más personas que apuestan por remedios naturales en contraposición a la medicina convencional. El rechazo procede a raíz de los ingredientes que contienen los medicamentos químicos y la gran cantidad de efectos nocivos que tiene para la salud su consumo prolongado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X